Lo resolvió la jueza federal María Eugenia Capuchetti luego de que las nuevas autoridades de la UIF desistieran del pedido hecho por la misma dependencia en el gobierno anterior.